jueves, diciembre 08, 2005

Pastillas para no soñar

Que irreverente manera de dar los buenos días un día de fiesta a un estado pre-depresión.
Ponerse un café, encenderse un cigarro, abrir la ventana para ventilar la habitación y ponerse a bailar, a ritmo de marcha, esta grandilocuente e irónica canción del maestro Joaquín Sabina.

Pastillas para no soñar
Si lo que quieres es vivir cien años
no pruebes los licores del placer.
Si eres alérgico a los desengaños
olvídate de esa mujer.
Compra una máscara antiguas,
manténte dentro de la ley.
Si lo que quieres es vivir cien años
haz músculos de cinco a seis.
Y ponte gomina que no te despeine
el vientecillo de la libertad.
Funda un hogar en el que nunca reine
más rey que la seguridad.
Evita el humo de los puros,
reduce la velocidad.
Si lo que quieres es vivir cien años
vacúnate contra el azar.
Deja pasar la tentación
dile a esa chica que no llame más
y si protesta el corazón
en la farmacia puedes preguntar:
¿Tiene pastillas para no soñar?
Si quieres ser Matusalén
vigila tu colesterol
si tu película es vivir cien años,
no lo hagas nunca sin condón.
Es peligroso que tu piel desnuda
roce otra piel sin esterilizar,
que no se infiltre el virus de la duda
en tu cama matrimonial.
Y si en tus noches falta sal,
para eso está el televisor.
Si lo que quieres es cumplir cien años
no vivas como vivo yo.
Deja pasar la tentación
dile a esa chica que no llame más
y si protesta el corazón
en la farmacia puedes preguntar:
(señorita, por favor)
¿Tiene pastillas para no soñar?

7 comentarios:

wweeggee dijo...

estoy llegando!! un abrazo!!

meditada dijo...

A ver quien llega a los 100 años hoy en día, dicen que cada cigarro te quita un día de vida... pero eso es matemáticamente imposible, le he echado la cuenta a mi madre y no debería haber nacido porque tendría -18.000 años de no vida. Por cierto,¿esa pastilla no tendrá algun efecto secundario no?

La Luna dijo...

¿Y sabes dónde conseguir pastillas para soñar?
Un saludo

El Selenita dijo...

Sinceramente queridos/as, si esas pastillitas existen estoy tan necesitado de ellas como de la viagra. Solo que de las primeras no me llenan el correo cada mañana. A vivir que son dos días, carajo.

walking around dijo...

¿En igual medida...? ¡Pero si eres muy joven! Selenita: estás muy mal...

Silviqui dijo...

Mi canción de Sabina, la que me sacó en un momento dado de un estado de abulia (o de gilipollez, llámalo como quieras). Espero que nunca me tengan que recetar esas pastillas. Besotes rey

El Selenita dijo...

Yo espero lo mismo... para ambos.

Besotes, reina.